07
Abr

Hermano

Tengo la tradición de jugar con mi hermano los domingos en la tarde, y este no va ser la excepción, mientras él llega voy calentando, estiro y doy unos cuantos pelotazos, él siempre tarda en llegar pero cuando se que lo voy a ver no voy con prisa, mi hermano es dos años mayor que yo, y juega muy bien al fútbol. El siempre se llevó todos los aplausos en la escuela, su posición delantero, y bueno en matemáticas, también con las mujeres eh! siempre quise ser el.

Ahí viene, mi hermano, mi amigo, que bien se ve, parece no envejecer, ahí viene haciendo dominadas, el parece no verme, así que decido ir hacia el, y cada vez que voy acercándome voy sintiendo ese alivio de volverlo a tener cerca, por fin, por fin más cerca de tocarlo, En ese momento sonó el despertador, abrí los ojos y recordé en no volver a despertar.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *